• 1.png
  • 2.png
  • 3.png
  • 4.png
  • 5.png
  • 6.png
  • 7.png
  • 8.png
  • 9.png

Román Rodríguez afirma que el Gobierno canario “no está legitimado para negociar la gestión de los aeropuertos”

Señala que los ciudadanos “no pueden fiarse de un Ejecutivo interino” que ha favorecido a Tenerife

Román Rodríguez, candidato de Nueva Canarias (NC) al Parlamento autonómico y al Cabildo de Gran Canaria, afirma que el Gobierno canario “no está legitimado” para negociar con el Ejecutivo central la gestión de los aeropuertos porque “sólo representa al 23% de los ciudadanos y al 5% de los granacanarios”.

“No nos podemos sentir representados por un Gobierno de Canarias interino” que pretende cerrar a veinte días de las elecciones un acuerdo de tal envergadura por lo que insta a Rivero a que deje este asunto en manos del Ejecutivo que surja después de las elecciones del próximo 22 de mayo, “ya que tendrá un sustento democrático mayor que el actual”.

Rodríguez entiende que los ciudadanos y especialmente los grancanarios no tienen motivos para fiarse de un Ejecutivo en minoría que además ha demostrado que gestiona según sus propios intereses favoreciendo a un territorio sobre el resto. En consecuencia asegura que si el nuevo modelo de gestión de los aeropuertos canarios debe incluir a las autoridades locales, “Nueva Canarias reclamará la participación del Cabildo insular en el caso del aeropuerto de Gran Canaria para evitar que “el mangoneo de ATI”.

Contrarios a la privatización


El líder nacionalista subraya que “Nueva Canarias está en contra de la privatización de AENA y de los aeropuertos canarios” porque éstos arrojan un balance positivo “si son gestionados con eficacia”. En este sentido señala que el proceso de privatización parcial que ha iniciado el Gobierno central debe paralizarse por la incertidumbre que ha originado en un Archipiélago en el que, por sus singularidades, las conexiones aéreas son esenciales para la movilidad y conectividad de los ciudadanos.

Nueva Canarias estima que las características del Archipiélago obligan a que se de una estructura de gestión de los aeropuertos propia. “Una entidad pública que esté participada del Estado, el Gobierno autonómico y los cabildos”. Éstas últimas instituciones son la garantía para impedir una gestión desequilibrada e interesada como la que ATI ha demostrado en el Ejecutivo autonómico en los últimos ocho años.

Gabinete de prensa de Nueva Canarias.