LOGO TOP

Mis Redes Sociales

BT Smart Search (copia)

NC cree que el acuerdo unánime posibilita las condiciones para una “nueva etapa positiva” en la RTVC

Esther González espera que CC cumpla con el compromiso adquirido con los grupos parlamentarios para impedir interferencias gubernamentales en el ente público

Nueva Canarias (NC) cree que el acuerdo unánime del Parlamento para solventar la profunda y crítica situación de la Radiotelevisión Canaria (RTVC) establece las condiciones para que se abra “una nueva etapa positiva” en el ente público. La presidenta del grupo parlamentario de los nacionalistas de izquierdas, Esther González, espera que CC cumpla el compromiso adquirido con el resto de los grupos para impedir interferencias gubernamentales en los medios de comunicación públicos canarios. Los nacionalistas de izquierdas hicieron hincapié en la responsabilidad demostrada por la oposición al comprometerse a no obstaculizar el nombramiento del candidato anunciado por el Gobierno de Coalicion, José Carlos Naranjo, si no sale una alternativa de consenso entre los grupos parlamentarios.

Esther González, quien con el portavoz parlamentario, Román Rodríguez, negoció el acuerdo in extremis alcanzado a última hora de la tarde de ayer martes, dijo hoy, en la sesión plenaria, que el esfuerzo realizado por todos los grupos marcará un “antes y un después” en el parlamentarismo canario.

Para la presidenta del grupo nacionalista de izquierdas, el ejercicio de “diálogo, negociación, cesión y no imposición” desarollado en la Cámara posibilitó un texto normativo para nombrar a un administrador único provisional, para los seis próximos meses, que afronte el “abismo” en el que ha dejado sumido al ente público el expresidente del Consejo Rector, Santiago Negrín, y quienes le propusieron, nombraron, dirigieron, protegieron y mantuvieron en el cargo hasta la semana pasada. El resultado, denunció González, cientos de trabajadores del ente y del resto de las empresas proveedoras de contenidos en riesgo de perder su empleo y de que la Televisión Canaria dejara de emitir por falta de señal desde el próximo 1 de julio.

Ante este escenario, los seis grupos “hemos tenido que abandonar nuestras posiciones de partida y ceder porque, para que la ley sea de todos, tiene que dejar de ser una norma de uno”, enfatizó la diputada nacionalista.

Esther González hizo hincapié en la importancia de limitar las competencias del administrador único a las ordinarias necesarias para el funcionamiento del ente, es decir, a “aquellas que no comprometan el futuro” modelo de gestión de RTVC, que será el que acuerde la Cámara en la nueva norma que se tramitará en los próximos meses.

Hemos incrementado el control” del Legislativo, continuó la diputada de NC, para que el gestor transitorio dé cuenta de sus acciones y además “nos hemos dado un plazo”, que expira mañana jueves, para buscar un candidato de consenso entre los grupos. Si no es posible esta alternativa, puntualizó, la oposición “no bloqueará” el nombramiento de la candidatura anunciada por el Ejecutivo. Un compromiso que, en el caso de los nacionalistas de izquierdas, se traduciría en un voto de abstención a José Carlos Naranjo, según avanzó la presidenta del grupo.

Pero también “hemos acordado”, continuó, que el Parlamento, a propuesta de tres grupos, pueda cesar al administrador único si no cumple con su labor y nombrar a una nueva persona. Al mismo tiempo, incidió, CC “se ha comprometido” con el resto de los grupos que “va a haber un antes y un después” en la gestión de la RTVC, “sin interferencias gubernamentales”.

Con el cumplimiento de este compromiso y con el consenso alcanzado en la Cámara, Esther González cree que se dan las condiciones para que se abra una “nueva etapa y positiva” en el ente público. La presidenta del grupo de NC abogó por ejercer un “parlamentarismo responsable” sin necesidad de forzar negociaciones y acuerdos express.