LOGO TOP

Mis Redes Sociales

BT Smart Search (copia)

Román Rodríguez y Antonio Morales asumen las demandas exigidas por el Sureste de Gran Canaria

Los candidatos de NC a la Presidencia del Gobierno y del Cabildo se comprometen con unos servicios públicos eficientes y con la sostenibilidad

Los candidatos de Nueva Canarias (NC) a la Presidencia del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Gran Canaria en las elecciones del próximo 26 de mayo, Román Rodríguez y Antonio Morales, respectivamente, asumieron hoy las demandas planteadas por los tres municipios del Sureste de la isla para su desarrollo en los próximos cuatro años. Ambos se comprometieron a potenciar unos servicios sanitarios, educativos y sociales eficientes y equitativos, a luchar contra la desigualdad social, a potenciar el modelo de desarrollo sostenible basado en las energías renovables y a preservar la historia y el patrimonio de tres municipios, Santa Lucía, Ingenio y Aguimes; cuna de la transformación social que los nacionalistas progresistas pretenden para Canarias y para Gran Canaria.

En un acto sencillo, rodeados del simbolismo de las salinas de Tenefé y protagnizado por los candidatos a las alcaldías de Santa Lucía de Tirajana, Dunia González; Ingenio, Cati Sánchez, y de Agüimes, Óscar Hernández; los candidatos a la Presidencia del Gobierno de Canarias y del Cabildo renovaron su compromiso político y social con la comarca del Sureste al asumir un documento de exigencias, en su mayoría relacionadas con las necesidades e infraestructuras de los servicios públicos esenciales y la movilidad.

Román Rodríguez dijo, en la relación de medidas exigidas por los tres dirigentes municipales, que “identificamos nuestro ADN”. Se refirió a la defensa de la identidad, las tradiciones y la cultura de “nuestro pueblo”. Al apoyo, continuó, a un modelo de desarrollo sostenible, asentado en el respeto al medio ambiente, que persigue el empleo de calidad, unos servicios públicos potentes y eficientes, la lucha contra la desigualdad social y la defensa de una sociedad más justa.

Desde la “cuna” del nacionalismo progresista, según Román Rodríguez, “hemos demostrado que la política merece la pena como instrumento de transformación social, que es la que también queremos” para el resto de las islas.

Antonio Morales respondía al reto planteado por los tres representantes municipales del proyecto de NC y Roque Aguayro con la afirmación de que, “si hay algo que ha inspirado” su modelo de ecoisla para Gran Canaria, que pretende consolidar con un segundo mandato, es “el Sureste. De aquí he mamado el trabajo coordinado” de tres localidades, que han tranformado su realidad social y económica de forma radical, lo que le ha permitido a Morales, en su primer mandato, poner en marcha una inversión pública de 941 millones de euros en 1.500 obras repartidas por los 21 municipios de la isla, “desde el equilibrio de todos los territorios” de la isla, tal y como se pronunció.

Antes de que la número uno de la lista al Parlamento por Gran Canaria, Carmen Hernández, valorara la destacada labor de la Mancomunidad del Sureste para “salir del círculo de la pobreza y convertirse en un referente” en Canarias y el Estado, Dunia González reclamó el apoyo de los candidatos presidenciales para continuar potenciando las energías limpias, la economía circular y, entre otros, recuperar el campo para tener una agricultura productiva y ecológica.

Cati Sánchez valoró la ubicación estrátegica de una comarca que acoge a 130.000 vecinos y que necesita reforzar las políticas sociales, en especial, las vinculadas con la dependencia, un plan de vivienda, un hospital comarcal y una nueva concexión con la autopista GC1, entre las principales.

Para Óscar Hernández, “somos un modelo” de los resultados de un “trabajo colectivo” que, sin renunciar a su pasado, ha logrado ser un referente de futuro, “respetando” su historia, tradiciones y patrimonio histórico.