LOGO TOP

Mis Redes Sociales

BT Smart Search (copia)

¿Una Canarias más pobre?

Afirmar que Canarias es más pobre tras varios años de récord en llegadas de turistas y de crecimiento sostenido del Producto Interior Bruto (PIB) puede parecer un enorme contrasentido. Efectivamente, Canarias no es más pobre. Una parte muy importante de sus hombres y mujeres, sí. Ahí reside la profunda y terrible contradicción. En nuestra tierra crece la desigualdad y nos colocamos líderes de esta y de la pobreza en el conjunto del Estado. Una situación de enorme gravedad, absolutamente intolerable, por la que pasa de puntillas el Gobierno de Canarias, como si aquí no sucediera nada, como si nada tuvieran que ver sus erráticas políticas.

Y ¡vaya que sucede!. La publicación del VII informe El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2008-2016 de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), coloca a Canarias  como la comunidad con mayor pobreza en la tasa Arope en el año 2016. Una tasa que tiene en cuenta los ingresos familiares, las carencias materiales y la baja intensidad del empleo y que es utilizada  internacionalmente para conocer los niveles de pobreza y exclusión social.

Nuestra comunidad alcanza, en la tasa Arope, el 44,6% en el año 2016, el peor dato de las comunidades autónomas (seguida por Ceuta 41,9%, Andalucía, 41,7%, Castilla La Mancha 37,9% y Extremadura, 35,8%); y más de 16 puntos por encima de la media estatal, que es el 27,9%. Mientras que las mejor paradas en este estudio son la Comunidad Foral de Navarra (13%), País Vasco (15,9%), La Rioja (17,4%) y Cataluña (17,9%).

Además, si lo comparamos con el informe del año 2015 vemos que Canarias ha empeorado notablemente ya que esta tasa era del 37,9% cuando la media española era del 28,6%. O sea que mientras en el Estado baja de 28,6% a 27,9% en 2016, en Canarias sube del 37,9% al 44,6%.

obreza severa

Si hacemos referencia a la pobreza severa, es decir, a la que padecen los hogares con ingresos por persona por debajo de los 342 euros al mes, el informe destaca que la media española es del 6,4%, (2,9 millones de personas en esa situación) y el nivel más bajo en este indicador lo presenta Cantabria (2,3%). La mayor pobreza severa se da en Canarias, con un 13,6% que duplica la media estatal.

Por otra parte, sigue aumentando la desigualdad interna. España es uno de los países en que más lo ha hecho en el período reciente. Los ingresos totales percibidos por el 20% con rentas más altas son 6,6 veces superiores a los que perciben el 20% con rentas más bajas. Dato sólo superado por Rumania y Macedonia. En Canarias es aún peor que en el conjunto del Estado: habría que multiplicar por 8,12. La brecha social se agranda. Encabezamos no solo el ranking de pobreza sino también el de desigualdad.

Si recurrimos a otros estudios, la historia se repite. En la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) del Instituto Nacional de Estadística (INE) del año 2016, publicada el pasado mes de abril, Canarias aparece la penúltima con un 35%; en este caso respecto a la tasa de riesgo de pobreza (que es el indicador que usa el INE). Solo mejor que Andalucía (35,4%). La media española de tasa de pobreza está en el 22,3%, casi trece puntos inferior a la de nuestra comunidad. En el año 2015, esta misma ECV del INE colocaba a Canarias con una tasa de  riesgo de pobreza del 28,5%, siendo la peor Andalucía con un 35,7% y la media de España de 22,1%.O sea que Canarias aumenta del  28,5% de 2015 al 35,0% en 2016 mientras que en España se incrementa la pobreza más levemente, del 22,1% al 22,3%.

Ambos informes coinciden en detectar que, entre 2015 y 2016, Canarias incrementa de forma notable el porcentaje de personas situadas en riesgo de pobreza y exclusión social. Pese al aumento de la riqueza global y el descenso del desempleo. Como señalan desde la Red Europea la relación entre pobreza y desempleo no es absoluta, con cada vez más trabajadores pobres, por la precariedad y sus salarios insuficientes; a lo que se suman pensionistas con muy bajos ingresos.  Lo que lleva a que además de resolver la falta de empleo, también sea preciso atacar “las dificultades de carencia material y de rentas suficientes, mediante políticas económicas y sociales complementarias”.

Precariedad

¿Qué factores pueden estar influyendo en la ampliación de los niveles de pobreza en Canarias en este contexto económico de crecimiento de la renta global? Muchos. Entre ellos, los todavía altos niveles de desempleo, por encima del 24%. Disponer, asimismo, de los salarios, las pensiones y las prestaciones sociales más bajas. Y la enorme precariedad laboral, los contratos por horas o días y mal remunerados,  las horas extras no pagadas, que sufren muchos trabajadores y trabajadoras en las Islas. Y, asimismo, la ausencia de políticas específicas para hacer frente al problema.

Frente a esa sangrante realidad, la acción del Gobierno es nula. Ya, en la pasada legislatura, advertimos de esta situación y planteamos la urgencia de la toma de decisiones. Ahora Canarias tiene un comisionado de inclusión Social y lucha contra la Pobreza sin ningún papel efectivo, sin una estrategia gubernamental en los dos años y medio de esta legislatura.Sin políticas decididas para afrontar una situación que sufre una parte muy importante de la población de las Islas. Y que castiga, de manera especial, a miles de menores, condicionando gravemente su presente y futuro.

Las políticas económicas y laborales del Ejecutivo de CC no han servido para impulsar el empleo y la calidad de este. La recuperación económica en las islas no ha contribuido a superar la herencia de la crisis. Urge, además, un cambio de orientación en las medidas sociales del Gobierno canario si de verdad quiere contribuir a remontar estos alarmantes datos y luchar de manera efectiva contra la pobreza. Desde NC exigimos que los cinco millones de euros, que para esta materia conseguimos en nuestras enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado para 2017, formen parte de un ambicioso plan integral de lucha contra la pobreza y la exclusión que el Gobierno debe impulsar en los presupuestos para 2018, dotado con suficientes recursos públicos. Con una estrategia adecuada y medidas efectivas para reducir las actuales e impresentables tasas de pobreza y exclusión social.

Román Rodríguez es portavoz parlamentario y presidente de Nueva Canarias.