LOGO TOP

Mis Redes Sociales

BT Smart Search (copia)

REF, EAC y financiación autonómica

Nuestra comunidad tiene, en el próximo período, la oportunidad de cerrar temas esenciales que conforman lo más relevante de la agenda canaria con el Estado. Asuntos que determinarán el futuro de esta tierra a medio y largo plazo influyendo, de manera decisiva, en su economía, en su autogobierno y en el bienestar de sus ciudadanos y ciudadanas; así como en la mejora de la democracia en las Islas. Me refiero al Régimen Económico y Fiscal (REF) económico y social, a la reforma del Estatuto de Autonomía, a la financiación autonómica y a la reforma electoral. Los cuatro asuntos forman parte del acuerdo que Nueva Canarias (NC) firmó con Mariano Rajoy en mayo de 2017 y que iba mucho más allá del apoyo a las cuentas públicas estatales. Pretendía, sobre todo, influir positivamente en estas decisiones que son clave para el futuro de Canarias.

REF social y económico

En primer lugar, la reciente constitución de la ponencia del REF en el Congreso de los Diputados y los acuerdos ya avanzados hacen prever que pueda estar aprobado antes del próximo verano. Con una mejora significativa el texto que salió del Parlamento de Canarias mediante las aportaciones planteadas por NC y, asimismo, por las enmiendas conjuntas con CC.

Elemento esencial de los acuerdos con el Gobierno central son la separación de los recursos tributarios específicos del REF del sistema de financiación autonómica, asunto que ya estaba en los acuerdos presupuestarios para 2017. Supone disponer de más recursos, posibilitando mejorar las partidas presupuestarias disponibles para la sanidad, la educación y los servicios sociales. Repercute, por tanto, de manera decisiva en el bienestar colectivo.

Además, los hombres y mujeres del Archipiélago continuarán beneficiándose de la bonificación del 75% en sus billetes aéreos y marítimos interinsulares. Incorporando a la ley el positivo acuerdo que Nueva Canarias estableció con el Gobierno estatal en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017. Consolidándose, por otra parte, el que nuestras empresas vean compensados el 100% de los gastos del transporte de mercancías por barco y avión entre las islas, con la Península y la UE; y que el sector primario, junto a lo anterior, disminuya sus costes de producción con las ayudas para el agua de riego y la financiación por el Estado del 100% del Programa de Opciones Específicas por la Lejanía y la Insularidad (Posei) adicional, que hasta ahora pagaba la mitad el Ejecutivo canario.

Y, aún negociándose, continuamos empeñados en conseguir que el REF reconozca una aportación estatal a un plan de lucha contra la pobreza que debe estar en vigor mientras Canarias mantenga los actuales parámetros de elevado desempleo, bajos salarios y pensiones y elevado número de personas en situación de pobreza o riesgo de exclusión.

Por otra parte, el REF incluye medidas que afectan a las energías renovables, con la suspensión del denominado impuesto al sol y, por tanto, la apuesta por el autoconsumo de familias, empresas e instituciones. Y otras que impactan en la factura del agua de consumo, en las inversiones en las infraestructuras, en los incentivos económicos regionales, en la renovación y formación turísticas, en el papel de las universidades o en la promoción comercial de Canarias.

Estatuto y reforma electoral

Está resultando más complejo el debate para actualizar nuestro Estatuto de Autonomía. Confiamos en que la ponencia avance y este año podamos contar con un Estatuto de segunda generación que debió llegar una década antes. Consideramos que va a contribuir a definir los límites territoriales de la comunidad canaria y ampliar las competencias de nuestro autogobierno en sanidad y comercio exterior, puertos y aeropuertos de interés general, telecomunicaciones y gestión del litoral. Ratificar también, en su articulado, la separación de los recursos fiscales del REF de la financiación autonómica.

Su texto recoge, asimismo, el reconocimiento de la lejanía e insularidad que obliga al Estado a la adopción de políticas específicas para afrontarlas, tal y como ya ha hecho la UE con el reconocimiento como Región Ultraperiférica (RUP). Además, con su aprobación, Canarias podrá disolver el Parlamento y convocar elecciones anticipadas.

Interesantes y, desafortunadamente poco conocidos, son los derechos cívicos que se introducen en su redacción. Señala que “los poderes públicos canarios garantizarán las medidas necesarias para hacer efectivos los derechos de las personas a la igualdad, la no discriminación, la participación en la vida pública, al desarrollo económico, la libertad y el respeto a los derechos humanos”. Incluye un amplio capítulo sobre derechos y deberes en torno a la familia, los menores, las personas mayores, las personas en situación de discapacidad o dependencia y de igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Así como otros referidos a orientación sexual, la salud y la educación, vivienda, mundo laboral, acceso a las tecnologías de la información y comunicación, participación, culturales o medioambientales. Su texto recoge, asimismo, que “las personas que se encuentren en situación de exclusión social tienen derecho a acceder a una renta garantizada de ciudadanía”.

Y, en su caso, si en Canarias resultara imposible desbloquear la reforma del sistema electoral, pese a los esfuerzos y las generosas propuestas de la mayoría parlamentaria (PSOE, PP, Podemos y NC), llevaríamos esa imprescindible reforma al nuevo Estatuto. Como he venido señalando, con la formulación que suscite un mayor nivel de acuerdo.

Financiación autonómica

Por último, Canarias también se la juega en la financiación autonómica. Rajoy acaba de anunciar a la presidenta andaluza que convocará próximamente una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera para abordar el nuevo modelo. Nuestra comunidad, si definitivamente separa los recursos fiscales del REF en la ley en tramitación y en el Estatuto, se puede situar en la media de financiación per cápita de los servicios públicos, frente a la grave descapitalización que durante casi 10 años nos colocó cada ejercicio más de 600 millones de euros por debajo de las comunidades de régimen común. 

REF, Estatuto, reforma electoral y financiación autonómica, si se resuelven adecuadamente, contribuirán a la mejora de la economía y los derechos de las personas, a la democracia, al incremento de los recursos para los servicios públicos y a la calidad de vida de los hombres y mujeres de esta tierra. Sucede en un peculiar momento político en que los nacionalistas tenemos una capacidad de influencia que difícilmente se repetirá y que se hace preciso aprovechar para que Canarias gane en equidad con el resto del Estado. Para construir una Canarias con futuro.

Román Rodríguez es portavoz parlamentario y presidente de Nueva Canarias.