LOGO TOP

Mis Redes Sociales

BT Smart Search (copia)

Canarias 2019: otro Gobierno, otras políticas

El presidente del Gobierno ha afrontado el debate del estado de la nacionalidad canaria de 2019 desde la autocomplacencia y la confirmación de su insensibilidad social, su insularismo y derechización. Hemos recibido más recursos que nunca y se mantienen intolerables niveles de pobreza y desigualdad, los servicios públicos no logran superar sus déficits. Canarias no avanza y los responsables no están en Madrid, sino en el Ejecutivo de CC.

 

El Estatuto y el Régimen Económico y Fiscal (REF), que no dependen del Gobierno canario, han supuesto sensibles mejoras en derechos sociales, económicos y democráticos (con la reforma del sistema electoral canario), consolidando además la separación de los recursos del REF de los de la financiación autonómica.

 

Las leyes de presupuestos estatales para 2017 y 2018 han sido, asimismo, muy positivas para nuestra comunidad. En buena medida, gracias a la negociación y propuestas de Nueva Canarias (NC): el 75% de descuento en los pasajes aéreos y marítimos interinsulares y con otras comunidades autónomas y el 100% en mercancías. Sin olvidar los convenios, las ayudas contra la pobreza, los planes de empleo y los de infraestructuras educativas.

 

Como señalaba, Canarias dispone de más recursos que nunca, consolidando más de 1.200 millones de euros anuales para nuestra comunidad. Está viviendo, además, una etapa en que el turismo marcha muy bien -como en Cataluña y en Baleares-, gracias a la buena situación de los países de origen y a los problemas que siguen afectando a algunos de los destinos competidores.

 

La cosa cambia mucho cuando hacemos referencia a todo lo que depende de la acción del Ejecutivo canario, que transforma las competencias en flagrantes incompetencias que dificultan y empeoran la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas de esta tierra. No se aprovechan los recursos adicionales que han llegado en la legislatura. Se mal utiliza el Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan), lastrado por el más puro clientelismo. Se renuncia a una fiscalidad progresiva y justa, con una rebaja irresponsable de impuestos. El PIB crece menos que la media estatal y nos alejamos cada vez más de la convergencia con el Estado. En 2001, nuestra renta per cápita era del 97,7% de la española, hoy está por debajo del 80%.

 

Pobreza

El desempleo se encuentra al 19,99%, según la ultima Encuesta de Población Activa (EPA), 5,5 puntos más que la media española y sin que consigamos reducir diferencias. Canarias tiene un 52% de desempleados de larga duración, cinco puntos por encima de la media estatal. Un 11,68% de los hogares canarios con, al menos, un miembro activo tiene a todos sus integrantes desempleados; en España es el 7,86%, casi cuatro puntos por debajo. Y seguimos estando entre las comunidades con más pobreza (el 40,2%, según la tasa Arope, sólo por delante de Extremadura) y, con más pobreza infantil. Datos para avergonzarse y que no son producto de una maldición bíblica.

 

Continuamos a la cola en educación infantil de cero a tres años. Volvemos a crecer en abandono escolar: 3,4 puntos en un año. Tenemos listas de espera por encima de la media estatal y colapsos en urgencias. Seguimos sin el nuevo plan de salud y sin dimensionar adecuadamente las plantillas profesionales. Aunque se han reducida los tiempos de demora de 180 a 150 días, es el doble que la media española. Nuestra comunidad es la última en el desarrollo de la Ley de la Dependencia, con más de 30.000 usuarios potenciales sin respuesta.

 

La diversificación económica es un lema propagandístico que no tiene nada que ver con la realidad. El turismo supone el 35,2% del PIB canario y el 40,3% de empleo, con datos de 2017. En 2010 era el 25%, diez puntos menos. Canarias sigue sin resolver el fenómeno del alquiler vacacional. Tampoco la rehabilitación de las ciudades turísticas y la planta antigua. Importamos mano de obra en el sector turístico. No se renueva y se eliminan los límites al crecimiento. El Gobierno no hace nada, solo se limita a contar turistas.

 

La industria sigue teniendo un escaso peso en nuestro modelo económico. Con escasa inversión en I+D+i, peor ejecución y un abandono de las pymes. El sector primario sobrevive con dificultades, gracias en buena medida a las políticas públicas. NC consiguió, en los PGE, las ayudas al riego agrícola y a los seguros. Así como que el Estado pague el cien por cien del Posei adicional.

Y el cien por cien de subvención al transporte.

 

Medidas

Planteamos en el debate del estado de la nacionalidad de 2019 toda una serie de medidas y propuestas políticas para disponer de más recursos y bien utilizarlos a favor de la mayoría social. Recuperando los impuestos irresponsablemente reducidos por el Gobierno e implementando la ecotasa turística. Ambas medidas supondrían unos 400 millones de euros anuales. Reprogramando los recursos del Fdcan, implementando la renta básica de ciudadanía, como instrumento de lucha contra la pobreza recogido en nuestro Estatuto. Impulsando un plan que incluya, al menos, la construcción de 6.000 viviendas para alquiler.

 

Cumpliendo con la Ley Canaria de Educación, avanzando para alcanzar el 5% del PIB en educación en 2022, con especial énfasis en la infantil de cero a tres años, la FP y la enseñanza de idiomas. Poniendo en marcha el III Plan de Salud. Así como una mayor exigencia en reducción de las listas de espera y de los colapsos en urgencias. Dar auténtica prioridad a la dependencia. Y desarrollar políticas activas para lograr mayores niveles de inclusión social.

 

Debemos enfrentarnos al desarrollismo del Ejecutivo, apostando por un modelo sostenible. Revisando las leyes del suelo y de las islas verdes. Avanzando hacia una economía más diversificada, más cualificada y menos dependiente. Comprometidos con una movilidad sostenible. Luchando de forma decidida contra el cambio climático y apostando por las energías renovables frente a los intentos de imposición del gas. Con un turismo sostenible que apueste por la renovación y por la calidad frente a la cantidad.

 

Nuestras propuestas incluyen también el apoyo decidido a la función pública y sus trabajadores y trabajadoras. Y multiplicar esfuerzos por la igualdad plena entre mujeres y hombres frente a la amenaza del rearme machista y el recorte de derechos. Así como el impulso a la cultura como factor básico para el desarrollo social y económico de nuestra tierra, y consolidar a las Islas como plataforma de paz, solidaridad y cooperación.

 

La situación de atraso, desigualdad, desempleo, pobreza e insuficientes desarrollos de los servicios públicos que sufre Canarias y su ciudadanía, así como su insostenible modelo de desarrollo, pueden y deben ser superados. Para ello resulta imprescindible otro Gobierno y otras políticas. El próximo 26 de mayo, la ciudadanía tiene la palabra.

 

Román Rodríguez es portavoz en el Parlamento de Canarias y presidente de NC.